martes, 24 de mayo de 2011

PARQUE TEMÁTICO EN SOL. ¿indignados o dirigidos?


PARQUE TEMÁTICO EN SOL.
Pasada la euforia electoral, en democracia solo queda aceptar el designio de las urnas y esperar que los designados para gobernar el país, las comunidades o ayuntamientos sean eficientes en su gestión; si bien es cierto que en democracia todos tenemos derecho a expresar nuestra opinión o quejas, no es menos cierto que ese derecho a la libertad de expresión u opinión no debe jamás menoscabar el derecho de terceros, su vida diaria o el ejercicio de su profesión, eso incluye a negocios, periodistas, transeúntes etc.
Lo que comenzó como una protesta cívica denominada movimiento del 15 de mayo, no ha tardado demasiado en enseñar su verdadero color, un color rancio que exige como soluciones al problema precisamente aquello que originó el problema, es decir, más estado y menos mercado, lo que es igual a menor libertad, menor desarrollo económico, menor bienestar y más intervencionismo; como si no fuese ya bastante pernicioso este insostenible estado de autonomías que ha generado un sistema burocrático ¿o tal vez burrocrático? que no beneficia más que a aquellos que viven del mismo a expensas del sudor ajeno.
Si algo ha demostrado la historia hasta la saciedad es que sólo la iniciativa privada y el libre mercado genera una riqueza que a su vez genera bienestar y libertad; si algo ha demostrado la historia hasta la saciedad es que a mayor intervencionismo estatal menor es la riqueza, como también son menos las posibilidades de que crezca el tejido social de las clases medias que son el verdadero motor económico de cualquier nación. No nos engañemos, no existe la perfección, pero lo que debemos buscar es el sistema menos imperfecto, y ese sistema solo puede llegar dentro de un marco lo menos intervencionista posible. Independientemente de los delirios, imagino que magnificados por el botellón y la ingesta de drogas de los acampados (que no indignados), todos sabemos, o deberíamos saber que en los paraísos socialistas sólo existe una clase opresora (el estado) y una clase oprimida (el conjunto de la nación que sufre el socialismo) hablo de los acampados porque a día de hoy los indignados son los comerciantes que sufren pérdidas, como también son indignados los vecinos de la zona o cualquier transeúnte que camine por allí  debido al parque temático que con coreografía de Hoz y Martini y música de la internacional, han pasado a ser un problema en lugar de un grupo cívico de protesta.
Es curioso que quienes protestan contra el sistema no lo hagan en el lugar adecuado, es decir frente a las cortes, por si no supiesen encontrarlas les recomiendo como referencia que busquen un edificio con dos leones a las puertas, no tiene pérdida, está algo más abajo de su lugar de acampada y lleno de coches oficiales. Si bien es cierto que en un comienzo llegué a sentir cierta simpatía por dicho  movimiento nada espontaneo y bien orquestado por el AGITPRO del partido comunista, no es menos cierto la profunda antipatía que me produce actualmente.
Señores váyanse a sus casas, si aman la democracia (cosa que dudo) su protesta ya no tiene lugar, y menos aún en el lugar que han elegido.  

lunes, 23 de mayo de 2011

NOCTURNO.


video

NOCTURNO.

En noches cómo ésta, el alma aúlla
con el gesto de aquel lobo solitario
que recorre las estepas,
con el hambre de los sueños.

La luna refleja su palidez
incisiva, entre unos colmillos
sin nada  que llevarse a la boca.

En noches cómo ésta, los versos
se alargan igual que una sombra.
Diluidos los secretos,
se deslizan en torrentes por el alma
transpirando cada palabra.

El viento ulula tras los cristales
con el ansia impetuosa de su fuerza,
y transita por la oscuridad,
abandonado igual que un perro
callejero.

En esta velada, permanece despierta
la inquietud, que no encuentra pijama
ni lecho que ponerse.
Y recorren los rincones los ensueños desvelados.

miércoles, 18 de mayo de 2011

PENSAMIENTO CORTOPLACISTA, EL GERMEN DEL CEREBRO RELAJADO.


PENSAMIENTO CORTOPLACISTA, EL GERMEN DEL CEREBRO RELAJADO.
Al igual qué en el ajedrez, en la vida imperan dos tipos de actitudes originadas por la visión mediata de las situaciones o la visión inmediata de las mismas. La diferencia entre ambas es la que genera el pensamiento cortoplacista; la visión mediata de las cosas es aquella que nos hace prever con mayor o menor acierto las consecuencias a largo plazo, por el contrario la visión inmediata sólo nos deja ver las consecuencias más cercanas a nuestros actos o los actos de terceros.
En una sociedad como la actual, en la que todo nos llega con la rapidez del flash de una cámara fotográfica y nos abandona con esa misma rapidez, se genera el caldo de cultivo perfecto para desarrollar el pensamiento cortoplacista; nadie tiene o quiere dedicar más tiempo del necesario a analizar nada más allá del placer más inmediato, del beneficio más rápido y cómodo, el individualismo, la desidia, el total desinterés por adquirir una formación e información adecuadas que de alguna manera nos arropen ante la demagogia o populismo del más peligroso depredador de nuestra actual sociedad,  nos ha llevado a estos extremos: El político, una degeneración en el ADN humano, una mutación que llena nuestros espacios públicos de toda una variedad de Mrs. Hyde y sus cortes de aduladores o estómagos agradecidos.
La carencia de transparencia, la inexistencia de una sociedad civil organizada, el total desinterés del común por la réx publica y su día a día han transformado nuestra sociedad en un inmenso y dantesco espectáculo  donde el primer domador de pulgas sin más oficio que el beneficio personal o de partido, monta un circo y le crecen los enanos a miles. La crítica hacia la clase política es cada día (y con razón) más feroz, pero en esa misma crítica debemos incluirnos también nosotros, ya que nuestro silencio ante cada atropello institucional, ante cada injusticia o corrupción ha generado, o mejor dicho, ha degenerado a nuestra clase política.
Al igual que los ojos son espejos del alma, la clase gobernante de la nación suele ser un reflejo del conjunto de personas que forman parte de dicha nación. Tenemos lo que merecemos, y lo más triste es que seguiremos teniéndolo pues casi nadie es capaz de mover un solo dedo si no es en beneficio propio.

lunes, 16 de mayo de 2011

CANTOS MALDITOS I-VII

I

¡Oh ángel caído!
Busca si quieres, un poeta que deshoje margaritas
sobre tu figura seráfica, mientras tañe latidos de gloria con su lira.
Yo esparciré sobre tus labios pétalos podridos y tallos muertos.
Arrancaré tus alas lamiendo la herida obscena de la espalda
para consumirte.
Colocaré sobre tu pecho una flor carnívora que devore
tus latidos.

Te desposaré en aquel mausoleo  lóbrego
con la marcha nupcial del aullido del lobo
y los ojos vigilantes de toda criatura de la noche.
Desgarraré tu túnica con la violencia del deseo,
y profanaré tu cuerpo entre lápidas y panteones,
humillaré la humedad de tus muslos con mis garras.
y consumiré tus entrañas con el fuego del averno.
Soy aquel diablo concupiscente que te asalta cada noche
desgarrándote los sueños.

Soy aquel poeta oscuro
que invocaste en tus noches malditas.
Surgido de las tinieblas del verso escondido
entraré en ti con la dualidad del oxigeno
que mata lentamente mientras proporciona vida.
Te penetraré, oxidando tus recuerdos y el alma
ahora impura.

No me pidas arcoíris.
Yo te ofrezco la metamorfosis del licántropo
en noches de luna llena;
masticando tu carne con mis incisivos.
Yo te ofrezco la ceremonia de sangre
en el beso del vampiro.

No me pidas un cielo claro
y un sol radiante sobre el vuelo de las aves.
Te ofrezco el ulular del búho y la sombra gris del murciélago.
Escribiré poemas a los ojos grises de las ratas
y la figura escultural de la serpiente.

Te ofrendaré en sacrificio a todos los Dioses malditos,
y danzaremos juntos en el aquelarre lascivo
de la desnudez entrelazada.
Acariciaré tu piel con la fría certeza de la muerte
que acecha en cada sombra.
Apuñalaré tu destino con el destello metálico de los ojos
mientras mancillo tu sonrisa con el gesto infernal.

Te arrojaré a un Pandemónium de silencios escabrosos
y vomitaremos juntos sobre la miseria humana.
Te robaré el alma a cambio de la inmortalidad del bardo oscuro.
Vagaremos por el páramo, errabundos, fugitivos y malditos;
con los siete sellos sobre mi frente y tus pechos.

Comeré de tu manzana
condenándote conmigo al destierro de la noche.
Germinara en tu vientre la semilla del canto maldito
y darás a luz oscuridad poética.

En aquel portal, donde muere la esperanza
acunaremos sus sueños, calentados al aliento
de dos hienas y un coyote.
Junto al nido de la sierpe que aova pesadillas
tres  nigromantes te ofrendaran:
Temor, azufre y sangre.





VII.

He despertado a la inmensa oscuridad
vigilado por el ojo omnipotente, que apocalíptico
devora sangre y consume fuego.

Allá, en la umbría, en la boca del lobo, entre sus fauces
que amamantan muerte en cada mordisco;
rodeado por ecos de angustias,  cortejo arpías
que clavan sus garras inclementes.

Es el cortejo visceral de aquellas hirientes
que penetran el corazón en pequeñas puñaladas
eyaculando desdichas sobre el alma.
Ahítas y sedientas, siempre sedientas.

Ahora camino por el verso insomne que clama venganzas
y ofrece coronas de espinos sangrantes.

¡Arcángel negro, toma tu recompensa!
¡Carroñéa, devora, consúmelo todo!

Tú, Ángel caído, profeta maldito; jinete alado
que cabalgas mil infiernos, inmisericorde en tu voracidad.
Tú, sí, tú que prometes una condena de desdichas y suplicios;
tómame, soy tuyo; caigamos juntos en la vorágine concupiscente,
talemos el árbol prohibido consumiendo su fruto.

Tú, sí tú, condenado entre los condenados;
errabundo, fugitivo; acaríciame con anatemas,
marca sobre mi frente el número maldito;
bailemos juntos la danza  herética
con la sonrisa aquiescente de la reina ímproba.


Hagamos el amor sobre un sudario
cubierto de gusanos sigilosos y voraces.
Cubramos la noche de delirios
y hambrientas pesadillas.

Tú, sí tú, Serafín oscuro,
Te he elegido a ti.
Cantaré el apocalipsis sobre tu regazo,
hiriendo mis manos con aquel laúd
construido de huesos y navajas.
Sangraré por complacerte.

Circundado, sicalíptico y dispuesto,
recorramos juntos los nueve círculos concéntricos
hacia abajo, siempre hacia abajo.

domingo, 15 de mayo de 2011

RAPSODIAS.



  RAPSODIA.            
                 
A ti, rapsoda, que acaricias el alma
con la miel de tu palabra,
a ti, inesperada, como una brisa
que se acerca con las manos llenas de sueños
y el almíbar de unos labios
juguetones, traviesos como aquel pétalo
recién nacido  que enamora en todo su color.

Cálida, con la incipiente timidez de aquel susurro
que se gesta en un silencio espeso.
Abre tus alas, mariposa presa en antiguos desencantos,
la hojarasca quedó atrás,
en el suelo de aquel invierno ingrato.

Ahora es primavera entre nuestros brazos,
yo seré aquel juglar que te ciña la cintura con versos encendidos,
correré por tu boca como agua cristalina
calmando la sed del beso.

Me deslizaré por tu piel como lluvia fresca,
aportando el aroma de una margarita deshojada
con tu nombre grabado en cada hoja.
Recitaré poemas en tu piel, abandonada en la costumbre
del lecho vacío.

Ya sé, que mi pobreza de poeta
no permite más alardes  que la sencillez
aromática de la flora silvestre,
aquel aroma a orégano, romero y manzanilla;
pero la verdad, sólo aspiro a escribir la vida junto a ti.



 
CON LAS ALAS DE LOS SUEÑOS.

Hoy siento que puedo conquistar el mundo,
que la vida es un jardín en flor,
hoy el sol acaricia más fecundo,
hoy estoy sintiendo amor.

Siento que la brisa es sincera,
sueño con aromas de color
hoy soy estación de primavera
y atrevido eco trovador.

Soy capaz de esculpir el firmamento
renombrando en su azul aquella esencia,
y allá, donde se olvida aquel lamento
construir un sueño donde anide tu presencia.

Hoy camino entre copos de algodón,
hago surf entre olas de esperanza,
desatando del letargo un corazón
que se enciende en el altar de tu bonanza.

Hoy me siento más poeta y  más canción,
con la intensidad de la lira desatada
que no pretende más intención
que escribir entre sus cuerdas tu mirada.

       
FILIGRANAS.
dibujando filigranas de ternura,
te recorro, con la suavidad
de aquel gesto incipiente
que se atreve.

Trastoco mil matices que guardaba
para aquel momento justo,
engalano el verso, que te espera,
como yo.

Hoy me siento junto al regazo
caprichoso de tu esencia,
por buscar aquel todo
que lleva tu nombre.

A ti, amiga, compañera
y sueño.
A ti, que llevas las huellas
digitales del amor.



     
ALLÁ, DONDE TODO TERMINA.

Me refugio en tus brazos, como un pajarillo friolero,
te recorro, con aquella intensidad
casi perdida en el baúl adolescente del recuerdo.

Me acerco a ti, como aquella canción
que se baila entre sueños, y te envuelvo
con la brisa de una promesa que se gesta
entre dos almas.

En el gesto cómplice de tu cabeza recostada,
en la travesura de mis dedos, enredados
en los rizos que en dulce cascada refrescan
mis manos.

Eres aquella musa, que se acerca metamorfoseada
en la mirada sincera,
y entras en mi boca con la vitalidad del amor recién nacido.    

Te saboreo en cada beso, abandonando
los miedos  en aquel rincón, mi preferido,
de tus iris incandescentes,
allá, donde todo termina, comenzamos tú y yo.


FLORACIÓN.

En esta noche implacable
que se enrosca como una serpiente oscura,
ofrendas el sacrificio de tus labios carmesíes,
que entreabiertos como dos pétalos de sangre
 en el cáliz de tu boca, aguardan libaciones.

Cuando suena en el reloj aquella hora
que devora los sentidos más primarios,
y señalan el lugar las manecillas
 cómplices de nuestro secreto,
apareces vaporosa,
vestida con tu sonrisa de tul inesperada
prometiendo en cada gesto.

Ahora escribo tu nombre, propio a mí,
me lleno los pulmones del oxigeno
de aquel aliento que me llena de olvido
ante la duda.

Aquí, en la estepa de seda de tantos desencuentros,
marchito ya el cactus, floreces ante mí.
Ahora vive en el calendario la estación de  floración,
aquella en germinas,  incipiente y dispuesta.

Te manifiestas en toda tu feminidad,
es tu hora, y la mía también.
Sincronizados nuestros corazones
nace aquel latido propio a la dualidad
de las intenciones.

Revoloteo por tu traje de Eva sin hoja parra
manifestando mi conformidad;
te deshojo torbellinos de gemidos
atrapados en aquella estación del silencio.

miércoles, 11 de mayo de 2011

LA LADERA



LA LADERA.

Esta ladera que me aguarda,
se me antoja cuesta arriba.
Ya se sabe que castiga más una bajada.
y las piernas no son firmes,
cuando hay nieve en el tejado,
y no existe un fuego que te espere
en el hogar
ni se ve un sendero más allá del precipicio.

Un poco a ciegas, con la venda de la incertidumbre
acolchando  mis pisadas
comienzo el descenso. Es ley de vida en el caminante
no pararse en la mitad,
aunque el recorrido tenga la dureza
de unas manos encallecidas por la soledad.

Pues yo sé, que al andar se hace camino.
Pero me gustaría detenerme un instante
entre tus sábanas, acariciarte los ensueños,
despertarte los suspiros cuando todos duerman.
Y al marcharme, dejar un beso entre tus labios,
y en tus manos ‘aquellas hojas de Whitman’
-A la vera del camino-  Por dejarte algún recuerdo.

Y quizás cuando despiertes, no entiendas esta ausencia,
como tantas otras no entendí a lo largo del camino.
Prefiero que me recuerdes los besos, y aquellas caricias
inquietas, y que  me olvides las despedidas.
Porque tal vez, sean más importantes los momentos,
que amargos los adioses.

martes, 10 de mayo de 2011

DIARIO DE UN VAMPIRO


DIARIO DE UN VAMPIRO.

Una noche más para los mortales; para mí, la misma oscuridad latente desde hace dos siglos. Hoy celebro mi 200 cumpleaños como condenado al destierro de la mortalidad, tengo en total 225 años.
He nacido dos veces y he muerto una; una muerte que me condena al exilio de la muerte, a sufrir la expiación de vagar eternamente por el mundo sin pertenecer del todo a él, desterrado de afectos humanos y de emociones permanentes. Es curiosa la forma en que la vida en ocasiones te ofrece caprichosos regalos. En realidad vine al mundo un 20 de abril del año 1785, un 20 de ése mismo mes 25 años después me concedieron el regalo de una muerte prematura y la condena de una vida eterna y maldita. Un regalo inesperado, fortuito; que me llegó envuelto en unos brazos femeninos y un beso sangriento.

Paseaba por el malecón, como tantas noches, destilando aroma a melancolía, mil preguntas rondándome el pensamiento y una cierta sensación de fría emoción, es como si presintiese el desenlace que acontecería apenas dos horas después. Gravitando sobre la  húmeda neblina, etérea, con una cascada de rubio cabello y la profundidad de una mirada intemporal en el interior de unos ojos azabaches; así la encontré, aunque en realidad ella me encontró. 
Paseamos sin charlar, en el entendimiento mutuo de quienes gustan de silencios compartidos, yo fumaba y aspiraba a sentir cada segundo de aquella extraña coincidencia, ella clavaba en mi interior puñales de miradas; de repente, en lo más alejado del rompeolas note su la frialdad de sus labios sobre mi cuello, una sensación de picazón, y una leve punción, comencé a flotar en una irrealidad, vivencias que me eran ajenas asaltaban mi mente, sensaciones desconocidas abordaban las mías, una oscura opacidad se apoderaba de todo mi ser; agotado mi corazón sus latidos desfallecían; nada, vacío, una sensación de humedad en mis labios, un sabor salobre, arterial en mi boca, una invitación a degustar ; después dolor, muerte, y el resurgir, como una rosa negra, ávida de roja  sangre sobre los pétalos oscuros de unos labios vampíricos.

Esa misma noche celebré mis esponsales dentro del rito de un bautismo sangriento; cortejos de criaturas aladas, aullidos licantrópicos, sonrisas afiladas, cocteles de sangre
y muerte, la tarta nupcial de una núbil doncellita desangrada ante mi sed, la sed que sufren las criaturas malditas y oscuras. 

No es cierto sin embargo que la sangre proporcione vida, solo nutre; la vida la proporciona la vitalidad de cada víctima, sus fuerzas, sus esperanzas, sus emociones y pensamientos; en definitiva, su fuerza vital, todo lo que eran antes de sellar un pacto con el beso inesperado de la muerte. No es cierto tampoco que los seres como yo sean asesinos despiadados; todo eso es mitología y leyenda, en realidad cazamos para alimentarnos y fortalecernos, sencillamente los mortales forman parte de nuestra cadena alimenticia, aunque también nos nutrimos de seres salvajes y fuertes, de todo aquello que pueda proporcionarnos vitalidad y alimento, de hecho en nuestra despiadada forma de vida existe más humanidad que en la normalidad de los mortales, sus crueldades y sus obsesiones; nosotros sólo matamos para alimentarnos.

Otro mito de la larga historia que nos adorna es el del eterno cazador nocturno, no necesitamos alimentarnos cada noche, aunque sí debemos nutrirnos, igual que un mortal. De hecho podemos mantenernos ahítos y fuertes durante meses sin necesidad de matar, conozco hermanos que tienen concubinas mortales para satisfacer sus apetitos sexuales o de sangre, otra característica de nuestro mordisco es que segregamos en el mismo una sustancia regenerativa y sedante, los mortales a quienes mordemos no sienten dolor alguno, ni presentan síntomas físicos de nuestro ataque, nuestro arma más poderosa es el anonimato

Tampoco es cierto que la luz nos mate, de hecho es realmente difícil matar a un Vampiro, sencillamente en pleno día somos vulnerables, débiles como un mortal, pasamos desapercibidos entre ellos a plena luz; quien conoce los poderosos y malditos efectos de la inmortalidad sufre doblemente, sufre sus poderes y sufre cuando los mismos se debilitan. La noche es el elemento ideal, en ella nos desenvolvemos como lo que somos, condenados, criaturas oscuras; fuertes, enigmáticos, cazadores en busca de su presa.

Desplegamos nuestros distintos poderes para subyugar la voluntad de cada captura, en nuestro mordisco transmitimos parte de nuestra esencia y recuerdos, un regalo, una muestra de respeto por nuestro alimento, les quitamos sus vidas transmitiéndoles la esencia de lo que somos y fuimos antes de ser.
Podemos sobrevivir sin matar, pero no podemos vivir eternamente sin hacerlo, un vampiro que no mata agoniza lentamente hasta extinguirse, se debilita, languidece, sufre fuertes dolores, se contrae su interior, como he dicho la sangre nutre, pero es la vida ajena lo que nos proporciona vida y fuerza, prudencia y gnosis; todo en nosotros es una dualidad. No podemos amar a los mortales porque debemos matarlos, sin embargo les respetamos como lo que significan para nosotros; son nuestro sustento.
Los seres vampíricos nos regimos por normas estrictas de convivencia, algo parecidas a mandamientos oscuros que todos respetamos escrupulosamente, cualquier injerencia o violación de dichas normas conlleva la peor de las muertes, enterrado en vida sin alimento ni forma de obtenerlo. Un vampiro puede agonizar durante un siglo antes de fallecer entre atroces dolores, transcurrido ese tiempo es desenterrado, decapitado, extraído su corazón e incinerado. Nuestras normas o mandatos son pocos pero apenas se violan por el castigo que conllevan.

Para dar vida eterna a un mortal se requiere una gran fuerza y preparación, ningún vampiro joven puede hacerlo, solamente los mayores de un siglo tienen la preparación necesaria para ello, de no hacerse así lo que despierta a la inmortalidad es un ser salvaje, sediento de sangre y sin gnosis, un zombi con incisivos. El castigo para quien comete tal desatino es el de ser encerrado inerme junto a su aberración, su propia creación lo mata antes de morir ella misma, una creación por deforme que sea, muere siempre al matar a su creador.

Me pongo a rememorar cada vivencia desde mi segundo nacimiento y me parece llevar mil años a mi espalda. La suma de mi ser actual y anterior, mas las vidas y vitalidad de los mortales que me han servido de alimento. Pero hoy por fin estoy preparado para convertir. En poco menos de una hora bajaré al malecón tras dos siglos, hoy celebro mis esponsales con una melancólica y bella poetisa que escribe allí a las brumas oscuras. Ella aún no sabe que hoy recibirá el más extraño regalo de cumpleaños de su joven existencia.

sábado, 7 de mayo de 2011

CRÓNICA DE UNA TRAICIÓN.

Existen días en que la indignación es una mera anécdota, pues la sangre hierve en las venas hasta el punto de ebullición; lamentablemente tras siete largos años de despropósitos, miserias, atropellos a la legalidad vigente, a los derechos y libertades de la sociedad española (que duerme el sueño de los justos) ¿el señor? Zapatero se atreve a consumar la última traición a la Nación y el pueblo español. Eta, a través de una de sus firmas podrá presentarse a las elecciones autonómicas y municipales, declaraciones como las efectuadas por Urkullu El presidente del PNV, Íñigo Urkullu, ha dicho hoy que han hecho cosas que no se pueden contar para que Bildu pudiera estar en las elecciones del próximo día 22”  ponen de claro manifiesto que tal decisión no tiene nada que ver con tribunal alguno, es sencillamente una vergonzosa decisión política. Es realmente escandaloso el continuo intento de quienes accedieron al poder tras dos atentados terroristas, (curiosamente en ambas ocasiones a dos días de dichas elecciones-11M,  Asesinato del Ex concejal socialista Isaías Carrasco) por legitimar a costa de lo que sea el brazo político de turno de la organización Terrorista ETA.

Las consecuencias como no puede ser de otra forma serán catastróficas, en primer lugar y una vez más el PSOE pone en entredicho la independencia de las instituciones del Estado, en segundo lugar deja blanco y en botella que el tribunal constitucional no es otra cosa que la extensión de la voluntad política de Zapatero y el PSOE, es decir, sicarios con togas dispuestos a violar la constitución española cuando sea necesario y por orden de sus amos.

“El Constitucional gana la partida al Supremo y Bildu consigue colarse en las elecciones. Los magistrados propuestos por el PSOE respaldan a la coalición por seis votos contra cinco. El ‘progresista’ Manuel Aragón se suma al bloque de los ‘conservadores. Las 254 candidaturas de Bildu estarán en las urnas el 22-M.”

Gracias al ¿señor? Zapatero y el PSOE, BILDU podrá presentar 254 candidaturas en las próximas elecciones; según la ley, por  cada concejal que consiga la marca pro etarra,  recibirán del Estado, o sea de nuestros impuestos la cantidad de 271 euros, a los que debemos añadir euros por voto que obtengan; en resumidas cuentas ETA a través de los votos que consiga podrá llevarse del las arcas del estado la cantidad de 400.000 euros, y lo peor es que si llega a gobernar gestionará la cantidad de 225 millones de euros de los ayuntamientos.

Una generosa donación del ¿Señor? Zapatero a la formación Pro etarra Bildu, que pagaremos por supuesto los españoles, parados, víctimas del terrorismo etc.

Como consecuencia de la llegada a las urnas propiciada por ¿el señor? Zapatero y el PSOE, la marca pro terrorista podrá acceder de nuevo a fondos públicos, fondos que seguramente destinaran a obras benéficas como terroristas sin fronteras etc. al tener acceso a los ayuntamientos tendrán de nuevo acceso a información que les conduzca a provocar nuevos atentados terroristas, es decir entran en las instituciones para erigirse en una ariete contra las mismas, todo ello con el beneplácito del PSOE. Evidentemente esto no da más de sí, ya no hay excusa posible, ni justificación alguna.

Cualquier persona que colabore, forme parte o vote al PSOE llevará en sus manos la sangre inocente que se ha derramado, la que se derramará con este soplo de aire fresco que obtiene la banda terrorista ETA gracias a su vuelta a las instituciones de Estado, y así mismo se erige en cómplice de cada atropello, corrupción e ilegalidades perpetradas o fagocitadas por el Partido Saqueador de Obreros Españoles.

No quisiera terminar sin recordar de nuevo que la vuelta de las formaciones pro etarras están generosamente patrocinadas por el PSOE.

Queden ustedes con Dios y sus conciencias.

martes, 3 de mayo de 2011

NADA NUEVO BAJO EL SOL.



Existen días en los que una persona va de sorpresa en sorpresa, y existen días (por desgracia la mayoría) en que se debe proclamar con tristeza aquello de  “nada nuevo bajo el sol”.
La sociedad actual me recuerda aquellas reflexiones de Platón en su alegoría de la caverna, reflexiones en las que llegaba a la conclusión de como se puede vivir instalado en el engaño o el autoengaño y ser capaces de defender hasta la muerte esa inmensa mascarada existencial, por lo interesante de sus conclusiones y el paralelismo que intento establecer quiero dejar un resumen de las mismas:

Imaginemos una caverna y unos hombres que viven allí desde su niñez, atados de pies y manos y sujetos por el cuello, de forma que no pueden volver la vista hacia atrás. A sus espaldas, y en un lugar más elevado, hay un fuego que les alumbra y una tapia. A lo largo de la tapia pasan hombres portando diversos objetos, hablando o en silencio. Los cautivos creen que la realidad son las sombras que se proyectan en el fondo de la caverna. Si a uno de ellos se le liberara para que pudiera dejar la caverna, al principio se sentiría deslumbrado y trataría de volver atrás. Si consiguiese subir por el áspero y escarpado sendero hasta llegar a la luz del Sol, sus ojos no distinguirían nada al principio, pero poco a poco conseguiría ver sombras, luego imágenes reflejadas, luego objetos, hasta llegar al Sol. Entonces comprendería la realidad y sentiría pena por sus compañeros cautivos. Pero si volviera a la caverna, sus compañeros le dirían que perdió la visión de las cosas y que estaba equivocado. Más aún, si intentara liberar a los presos, éstos querrían matarle.

En la misma forma que la gimnasia se encarga de mantener sano al cuerpo a través de las diferentes etapas de la vida, la Filosofía ayuda al alma a pasar de la región de las sombras a la luz, de la ignorancia a la sabiduría. A los ojos del alma se les tiene que educar desde pequeños, pues cuesta acostumbrarse paulatinamente a la luz de la sabiduría.
 El Platonismo no es una simple fórmula, es ir a la raíz de los problemas. Sólo después de haberse acercado por mucho tiempo a estos problemas (de la Naturaleza y del hombre), y después de haber vivido y discutido en común su verdadero significado, surge una chispa y crece después por sí solo.
En la actual sociedad; adoctrinada, convencida y amansada por el discurso de ¿lo políticamente correcto?, el discurso populista de moda y una extraordinaria capacidad de ser más papista que el Papa, todo ello mezclado con una dosis de supina ignorancia sobre casi todo, y desde luego con un atrevimiento mayor aún que la ignorancia, (un pulpito cada vez más frecuentado) no es nada infrecuente escuchar opiniones basadas en la nueva mentira por vender; opiniones que incluso se permiten etiquetar cualquier nota discordante, especialmente cuando dicha sociedad sufre a grandes rasgos EL SÍNDROME DE CASANDRA.

Como comentaba al comenzar este articulo: “Nada nuevo bajo el sol”